¿Cómo elegir tu puerta de interior?   

Descubre cómo elegir tu puerta de interior teniendo en cuenta distintos factores

 

Las puertas de interior

Sin duda, con el estilo y acabo de las puertas de interior, puedes darle estilo al interior de tu hogar. Es decir, cambiar las puertas de interior de la casa hará que se renueve por completo. Tanto las puertas, como los marcos o las molduras pueden potenciar un efecto moderno, minimalista, rústico, barroco… y, además, mejorar el aislamiento acústico y térmico de nuestra casa. Por otro lado, favorecen la distribución y organización del espacio y hace que ganemos metros.

¿Pensabas que eran tan importantes? A continuación, dejamos algunos consejos para escoger la puerta ideal para tu hogar.

¿Cómo elegir tu puerta de interior? 

 Tipos de aperturas

En función del espacio del que dispongas, será el tipo de apertura de tu puerta de interior. Habitualmente, se suele optar por puertas abatibles. Pero, hay otros sistemas de apertura que nos permiten ganar metros y dar sensación de amplitud.

– Puertas abatibles

En este caso, se trata de aquellos que pueden ser ciegas o incorporar algún cristal rectangular, varios, una apertura circular… Se caracterizan por quedar pegadas a una pared cuando se abren. Las hay tanto con bisagras que quedan a la vista, o invisibles.

– Puertas correderas

Por otro lado, las correderas pueden ser vistas u ocultas. Las primeras, se deslizan sobre guías y una pared que debe quedar totalmente despejada para acoger la hoja cuando está abierta. En el segundo caso, las ocultas se encastran en el tabique y no se ven.

Sin duda, son idóneas para espacios pequeños en los que se notará su ubicación, como un aseo.

– Puertas plegables

En estas puertas, tanto la apertura como el cierre es tipo fuelle. Es una opción económica cuando no hay espacio para abrir una hoja ni para «ocultar» la hoja de una corredera.

Además, hay puertas de apertura pivotante, aunque de interior son menos frecuentes.  Necesitan mucho espacio para su apertura, por lo que, se suelen reservar para puertas de acceso. Y también, hay otro tipo de puertas con apertura de vaivén, usadas generalmente en cocinas.

Finalmente, con independencia del tipo que sean, pueden ser individuales o dobles. En el caso de las dobles, pueden estar formadas por dos hojas del mismo tamaño o por una más estrecha y otra convencional.

    El acabado

    Por otra parte, las puertas de madera pueden ser macizas, aislantes, robustas y menos económicas al ser de mayor calidad, o, por otro lado, pueden ser huecas. En la elección influirá el uso de la vivienda, y el presupuesto. En cuanto a la parte vista de la puerta de interior, el acabado que se ve, las puertas pueden ser:

    Pintadas

    Por ejemplo, en liso en cualquier color, o incluso, en imitación al dibujo de la madera.

    Chapadas

    En este caso, se trata de una chapa o tablero ultra fino de madera que se coloca sobre la puerta. Puede ser de chapa en madera natural o barnizada.

    Lacadas

    A mayor cantidad de capas, más calidad y mayor precio. Generalmente se emplean 3. El acabado es satinado o mate y podrás elegir entre una carta de colores amplia.

    Otros materiales

    A su vez, también hay puertas muy económicas fabricadas en tableros de DM sobre los que se colocaiuna lámina de papel tipo vinilo que imita el acabado de otros materiales; las hay de PVC o de cristal.

    Además, pueden incluir rebajes, motivos o molduras, entre otros. Los rebajes y motivos encarecen los diseños, pero también aportan. Las molduras se adaptan a estilos modernos o clásicos. Una manera interesante de transformar una puerta de interior lisa que ya tengas instalada es incorporar molduras.

      Tapetas o jambas en las puertas de interior

      Por otra parte, tenemos las jambas. Las jambas son los listones que enmarcan la puerta y conforman el marco de esta. Habitualmente, suelen ir en el mismo acabado que la puerta. Pueden ser lisas o con formas. El encuentro en las esquinas superiores de las jambas puede ser en recto, o en ángulo. Y también, hay puertas que prescinden de las jambas alrededor de maderas que quedan mucho más integradas en la pared. El resultado es un acabado limpio.

      Las medidas de las puertas de interior

      Finalmente, respecto a las medidas, realmente se puede hacer una puerta de interior del tamaño que quieras si no tienes problema de presupuesto para encargar una hoja especial. Aunque lo más habitual es recurrir a medidas estándar. En el caso de las puertas abatibles hay medidas habituales que van desde los 62,5 cm a los 82,5 cm. La altura habitual de una puerta de inteior es 2,03 m. Si la puerta es de doble hoja el ancho total abarca desde los 1,25 a los 1,45 m.

      Mientras que, en el caso de una puerta corredera, las medidas estándar pueden variar ligeramente, aunque se parecen bastante. Eso sí, para una hoja de 70 cm de ancho el espacio total que necesitas es de 1,53 m para abrir la hoja.

      En conclusión

      A la hora de escoger tu puerta ideal, debes tener en cuenta distintos factores que harán que se ajuste más a tus necesidades y gustos. Consúltanos sin compromiso y estaremos encantados de ayudarte.

       ¡Ponte manos a la obra y emplea madera en tu próximo proyecto!

      Ejemplos

      Cómo elegir tu puerta de interior
      Cómo elegir tu puerta de interior
      Cómo elegir tu puerta de interior

      ¿Hablamos?

      ¡Estamos en Cicero!

      Abrir chat