Estilo industrial en la decoración de interiores 

Descubre cómo lograr un estilo industrial en la decoración de interiores, la nueva tendencia 

 

Origen de estilo industrial 

Precisamente, el estilo industrial en la decoración de interiores tiene su origen en las industrias de los años 50. Es decir, el estilo industrial de las viejas naves de sitios, como, por ejemplo, Nueva York, dio lugar a lo que hoy día conocemos como estilo industrial.

Conviene destacar que, está basado en la mezcla de madera, hierro, y hormigón. Sin duda, es una combinación estupenda para otorgar belleza, calidez y equilibrio a cualquiera de nuestras estancias. Y es que, en la decoración de interiores, el estilo industrial es la opción idónea para tener lo viejo y lo nuevo.

El estilo industrial en la decoración de interiores: tendencia 

En la actualidad, este tipo de decoración es muy popular. Gracias al encanto de una decoración basada en un diseño más antiguo y uno más moderno, se alcanza un compromiso perfecto. Además, es apto para todo tipo de viviendas, no importa si vives un entorno más urbano, o más tradicional.

Qué tener en cuenta para diseñar nuestro hogar con estilo industrial

Paleta de colores neutros

En primer lugar, es importante saber que los colores más empleados en este tipo de decoraciones no utilizan apenas los colores vivos. Por el contrario, juegan con una combinación de colores de tonos neutros que tiene como resultado un trabajo elegante. De esta manera, lograremos una apariencia limpia.

Por tanto, el primer paso, será valorar qué colores son los más apropiados para tu decoración. Es decir, es importante escoger bien tu paleta de colores. Dichos tonos, por ejemplo, distintos tonos de marrón, junto a un material como el hormigón, crean un gran contraste.

Además, si tienes suerte de vivir en una casa con paredes de ladrillo, es buena idea que estos sean el centro de tu diseño. Y, por supuesto, la mezcla con piezas de madera será ideal.

Diseño abierto

Por otro lado, tenemos la idea del espacio en el entorno. En este caso, en el estilo industrial, es importante crear un sentimiento independientemente del entorno. Por ello, apuesta por un diseño de concepto abierto, debemos esforzarnos por crear un espacio diáfano. Es decir, no te centres en llenar tu estancia con un montón de muebles, menos, es más.

Combina muebles de madera con muebles de metal

Indudablemente, el contraste entre la unión de madera y metal es una apuesta segura. Cabe destacar que, a la hora de comprar piezas de madera, no es necesario que sean nuevas, puede ser positivo que tengan su historia. Mientras que, en cuanto a los metales, su acabado desempeña un papel fundamental. Por un lado, puedes escoger un aceitado o cepillado, o, incluso, el cromo pulido puede ser todo un éxito.

Accesorios de estilo industrial

No cabe duda, esto no es una tarea fácil, pero la clave para tu estilo industrial es que realmente te sientas en una fábrica de principios de siglo.

Puesto que, es realmente difícil vivir en uno de estos edificios, tenemos que jugar con estos toques para lograr un estilo industrial. Y, los accesorios son una gran manera de lograrlo. Por ejemplo, textiles, cuadros, lámparas o elementos decorativos de este estilo.

Muebles de madera sin tratar

Cabe destacar, el uso de muebles de madera de aspecto rústica, sobre todo, si lo mezclamos con un mobiliario fundamentalmente basado en líneas rectas y un estilo colonial. Con tiradores y detalles metálicos, el bronce o el hierro, se logrará un estilo industrial idóneo.

Ambiente minimalista

Además, al ser un estilo contemporáneo, la decoración industrial, a su vez, predomina por ser minimalista. Es decir, los ambientes tienen un orden incuestionable, y han de ser funcionales. Por ello, todos los elementos tienen una función y siguen una estructura minimalista, pero basada en el diseño industrial.

Idóneo estilo para la cocina

Ciertamente, se puede utilizar el estilo industrial en cualquier estancia de la casa. Pero, es cierto, que puede quedar muy bien como estilo decorativo para la cocina, en la que podemos utilizar electrodomésticos de acero inoxidable o, incluso, armarios empotrados de madera.

Iluminación colgante

Además, podemos completar la decoración con iluminación colgante. Por ejemplo, bombillas que cuelguen del techo. Y si encima, imitan el estilo de las bombillas incandescentes de las viejas fábricas lograremos un resultado espectacular.

Obras de arte

Finalmente, otra opción de conseguir llevar el estilo industrial a tu hogar es usar las obras de arte para hacer que resalten sobre paredes de ladrillo. Destacamos, cuadros gráficos en negrita, murales, pinturas e incluso pintar símbolos en negrita en una pared de ladrillos expuestos que aportarán mucho estilo a cualquiera de tus estancias.

Conclusión del estilo industrial en la decoración de interiores

Después de conocer un poco más sobre el estilo industrial, no tenemos ninguna duda de por qué cada vez más gente apuesta por este estilo para sus hogares u oficinas.

Por tanto, ¿a qué esperas para lanzarte a la piscina? Descubre nuestra sección de productos industriales y si tienes cualquier duda ¡contáctanos sin compromiso!

 ¡Ponte manos a la obra y emplea madera en tu próximo proyecto de decoración industrial!

Ejemplos

Estilo industrial en la decoración de interiores
Estilo industrial en la decoración de interiores
Estilo industrial en la decoración de interiores

¿Hablamos?

¡Estamos en Cicero!

Abrir chat